fbpx

Alexandre Guimarães tiene un rendimiento positivo en eliminatorias mundialistas

Alexandre Borges Guimarães ha sido uno de los nombres que han hecho eco por los pasillos de la Federación Costarricense de Fútbol, esto para asumir las riendas de la Selección Nacional de cara a la octagonal de Concacaf rumbo a Catar 2022.

En el pasado Guima fue el seleccionador nacional en dos procesos eliminatorios, ambos apareciendo como medida de emergencia tras las salidas de los entrenadores que iniciaron aquellos caminos.

Gilson Nunes tomó las riendas de la Tricolor con el objetivo de llevarnos a Corea Japón 2002, sin embargo no logró clasificar al equipo patrio a la hexagonal de manera directa, por lo que renunció previo a enfrentar el juego eliminatorio ante Guatemala.

A partir de ese momento surgió la figura de Borges Guimarães, quien asumió como técnico la Sele y debutó en aquel legendario juego en Miami ante los chapines, venciéndolos 5-2 y sellando el boleto a la hexagonal final.

Aquella ruta a Corea Japón 2002 ha sido la mejor eliminatoria disputada por un combinado nacional, consiguiendo 23 puntos de 30 posibles, distribuidos en siete triunfos, dos empates y una única derrota.

Costa Rica en aquel momento empató en el Ricardo Saprissa ante Honduras y México, perdiendo el encuentro de visita ante Estados Unidos en Kansas City, siendo los otros siete partidos victorias, tres de local y cuatro como visitante, entre ellas el mítico Aztecazo.

Guima salió de la Selección luego del mundial, pero en sus 11 partidos dirigidos en esa primera eliminatoria, acumuló ocho triunfos, dos empates y una derrota, dejando un excelente 79% de rendimiento.

Jorge Luis Pinto inició el camino a Alemania 2006, clasificando a la hexagonal por la ventana tras empatar en San Pedro Sula el último juego de la cuadrangular, pero su camino en la última ronda inició de muy mala manera.

La nacional empezó la ruta cayendo 1-2 ante México en el Saprissa, luego se le ganó a Panamá 2-1 también en Tibás, pero tres días después empatamos 0-0 en Puerto España ante Trinidad y Tobago y el cafetero fue destituido.

Otra vez Guimarães apareció como emergente para salvar al equipo en los siete encuentros que restaban, iniciando muy mal el camino al perder 3-0 en Salt Lake City contra Estados Unidos.

Unos días después le ganamos a Guatemala en la Cueva en el último minuto con gol de Paulo César Wanchope, enderezando un poco el barco y poniéndonos a soñar con tierras alemanas.

El camino no fue tan brillante como en su primera etapa pero si fue efectivo, ya que el timonel culminó aquellos siete encuentros con cuatro victorias y tres derrotas, siendo las otras dos en el antiguo Mateo Flores y en el Azteca de la Ciudad de México, finalizando con un 57% de rendimiento.

Haciendo sumas y cuentas generales Guimarães tiene 18 partidos en eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo con Costa Rica, sumando 12 triunfos, dos empates y cuatro derrotas, para quedar con un balance general del 70% de rendimiento.

Los rumores lo ubican como uno de los principales candidatos, mientras que ex jugadores sin decir su nombre parecen decir implícitamente que es el candidato idóneo para tomar el proceso y llevarnos a la Copa Mundial de Catar 2022, esto por su experiencia plasmada en esta nota, así como su conocimiento del entorno futbolístico nacional.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*