fbpx

Béisbol, deporte de antaño en Costa Rica

Contrario a lo que la gente joven pensaría, el béisbol es un deporte con una historia muy amplia en Costa Rica, tan es así que hay documentos que prueban que el primer duelo se disputó en el muy lejano 1897.

Como muchas cosas en nuestro país, el béisbol parece ser una herencia de la construcción del ferrocarril al Atlántico y las exportaciones del banano en aquella época, ya que muchos inmigrantes que vinieron a dichas actividades, comenzaron a practicarlo hasta el punto de formar equipos.

Sociedad Sport San José Baseball, fue el nombre del primer equipo que se creo en nuestro país, por allá del año 1906, algo que inició un crecimiento exponencial de dicho deporte.

Los juegos de pelota eran el deporte rey en las primeras décadas del siglo 20, que tenía Plaza González Víquez como el parque oficial para sus actividades, sin embargo, en 1941, un plan del Presidente de la República por aquellos días, el doctor Rafael Ángel Calderón Guardia, cambiaría aquella situación.

En 1944 cobra vida el Parque de Béisbol Antonio Escarré Cuxent, con sede en el Barrio San Cayetano, mismo que sería remolado 11 once años después, en 1955, para mantener la base que conserva hoy en día.

La fiebre del béisbol era tal por aquellos años en nuestro país, que en 1961 se llegó a disputar una Copa Mundial de Béisbol, esta fue ganada por Cuba, mientras que nuestro país ocupo la quinta posición con tan solo un juego ganado.

A pesar de todo lo anterior, el amor por este deporte ha ido mermando en nuestro país, tan es así que ha pasado a ser prácticamente una herencia, un amor que va de padres a hijos y de abuelos a nietos.

¿Cuál es la actualidad del béisbol en nuestro país?, Hoy En El Deporte se dio a la tarea de conversar con Julián Hernández Narváez, un beisbolista del equipo de San José, equipo de primera división, quien a sus 25 años, es una muestra de dicha herencia, pues ha respirado béisbol casi desde que nació.

“Hoy en día los beisbolistas en el país somos el resultante de esos familiares de antes que jugaron béisbol, somos esa tercera generación, complementado con muchos jugadores nicaragüenses, panameños y venezolanos”, indicó Hernández para meternos en contexto.

Esa misma herencia y ese amor por la pelota es básicamente lo que inspira a Hernández y a muchos otros a seguir con está pasión, ya que realmente no existe un apoyo importante hacia el deporte.

“El tema de los patrocinios y cobertura de medios es muy difícil, para los patrocinadores no es atractivo darle apoyo a un deporte que genera un mínimo impacto, nosotros pagamos los gastos de indumentaria y de los juegos de nuestro bolsillo, cada juego hay que pagar bolas, arbitraje y marcadas de cancha”.

Este deporte encuentra trabas en casi todos los aspectos, puesto que tampoco ha sido en los últimos años un deporte atractivo para las masas, ya que no suelen ir a los estadios, y cuando lo hacen, o no pagan entrada, o pagan un máximo de 1000 colones por juego.

Todas las dificultades por las que pasan, no es razón para no tener una estructura ordenada y una Federación que intenta mantener ese orden, hasta donde sus capacidades se lo permiten.

“La Federación establece reglamentos, tiene un papel muy general, es una figura mediadora y de control, que ayuda mucho con las especificaciones, pero realmente no influye en que haya o no béisbol, solo existe un apoyo hacia la Federación de parte del Gobierno cuando hay competiciones olímpicas de por medio”, afirmó el jugador.

El orden del que hablábamos, Hernández fue el encargado de explicárnoslo, orientándonos sobre la estructura de competencia de dicho deporte en el país.

“Hay ligas regionales como en Upala o Guanacaste, pero existen dos ligas fuertes, la Liga Metropolitana y la Liga de Santo Domingo de Heredia, estas suelen tener unos 10 equipos, se juega semestralmente en formato todos contra todos y luego semifinales y final”.

Las palabras del jugador, confirman un secreto a voces que todos sabemos, el poco apoyo que ostentan la gran mayoría de deportistas en nuestro país, y por lo que aficionados, autoridades del Gobierno y medios de prensa debemos luchar por cambiar, con el fin tanto de crear nuevos lazos deportivos, como de recuperar tradiciones como la de ir al parque de pelota.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*