Ascender con Palmares; el sueño de Berny Solórzano

Berny Solórzano es un futbolista de 37 años, oriundo del barrio La Cocaleca de Palmares e hijo del ex futbolista de la Asociación Deportiva Ramonense, Luis “Ñata” Solórzano.

El palmareño es un un volante creativo que destaca por su buen remate y facilidad para brindar asistencias.

Estas habilidades lo llevo a portar camisetas de alta gama en nuestro país, colocándose en su pecho escudos como los de Alajuelense, Herediano y Cartaginés.

Solórzano también fue legionario; ya que militó en el futbol de Honduras y Guatemala.

El volante vive actualmente una de sus mejores épocas en su carrera futbolística en La Liga Motorola de Ascenso; donde milita en la Asociación Deportiva Cofutpa (Comisión de Fútbol de Palmares), equipo con el que porta la número 10 y es el capitán.

Actualmente es el máximo artillero del torneo con 12 tantos, y 7 de ellos en los últimos 3 cotejos, dato que lo convierte en el jugador más determinante en la división de plata de nuestro país.

En el partido del fin de semana ante Juventud Escazuceña, el 10 frotó la lámpara y nos regaló una joyita que mostró su calidad técnica y su frialdad, cuando definió un penal a lo Panenka para colocar el segundo en la cuenta palmareña.

Hoy En El Deporte conversó en exclusiva con el jugador del momento en el Ascenso, quien nos confirmo que los títulos individuales y la tabla de goleadores no le roban los suspiros, ya que el tiene un gran sueño.

“Me encantaría jugar en primera con Palmares. El mayor reto que tengo hoy en día es poder retirarme con el equipo de mi pueblo en primera división, me imagino la alegría de todos los palmareños” manifestó ilusionado.

El calor de la afición es una de las principales motivaciones de Solórzano para lograr su objetivo.

“El equipo tiene mucha afición con gente que vive mucho el fútbol y se encuentra muy identificada con este equipo”, comentó.

Consciente de la edad que tiene y a sabiendas de que esta disfrutando sus últimos torneos como jugador, aseguró que se mantendrá activo hasta que se sienta bien física y futbolísticamente, aportándole al equipo únicamente cosas positivas.

“El fútbol es de rendimiento, yo no le pongo fecha a mi retiro todavía, cuando sienta que no lo disfrute o que no le estoy aportando al equipo tomaré esa decisión, pero mientras sienta que sigo aportando y en el equipo tengan interés de que siga, me voy a mantener jugando”, sentenció.

Otra de las motivaciones del 10 es la de ascender con su hermano menor, el arquero Brandon Solórzano de 25 años que es titular en el equipo.

Desde el año 2016 Berny Solórzano defiende los colores rojo y blanco de su querido Palmares, escudo que defiende y quiere como solo un gran capitán sabe hacerlo, y por los cuales dará todo por ver la cancha del Palmareño Solís, convirtiéndose en un estadio del máximo circuito.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*