En estado de gracia, Curry se mete a última hora en la carrera del MVP

Con un último mes desenfrenado, sumando 11 partidos con más de 30 puntos, Stephen Curry se suma a última hora a la pugna por el premio MVP con su titánico esfuerzo por llevar a los Golden State Warriors a los playoffs.

En la mejor racha anotadora de su extraordinaria carrera en la NBA, con tres anillos en su palmarés (2015, 2017 y 2018), Curry lideró el lunes a los Warriors al triunfo 107-96 sobre Philadelphia 76ers, líderes de la Conferencia Este, con una exhibición de 49 puntos y 10 triples.

El base cumplía así holgadamente 11 juegos seguidos con más de 30 puntos, fijando la mayor racha en la historia para un jugador de 33 años, su edad, o mayor, que hasta ahora poseía Kobe Bryant.

“No sé si he visto algo como la racha que lleva” Curry, dijo el técnico de los Sixers, Doc Rivers, con 35 años de experiencia como jugador y entrenador. “Te garantizo que no hay nadie que haya anotado (puntos) de la forma en que él lo ha hecho”.

El catálogo de canastas imposibles y triples de toda distancia de Curry provocó cánticos de MVP (Jugador Más Valioso) desde las gradas del Wells Fargo Center de Filadelfia, que resonaron también con fuerza en las redes sociales.

“¡Steph Curry no dejó dudas esta noche sobre quién es el verdadero MVP!”, escribió en Twitter Earvin ‘Magic’ Johnson, leyenda de Los Angeles Lakers.

El base, que promedia en la temporada 26,5 puntos, 3,5 triples y 7,0 asistencias, ha elevado su juego en abril hasta una estratosférica media de 40,8 puntos, 7,2 triples y 4,4 asistencias, con un 54,9% de efectividad en tiros de campo.

Con siete victorias en los últimos 11 juegos, los Warriors ascendieron a la novena plaza de la Conferencia Oeste, que da acceso al ‘play in’ (repechaje) para playoffs, cuando falta menos de un mes para el final de la temporada regular.

La fabulosa racha de Curry le colocó esta semana dentro del cuarteto de candidatos en las apuestas por el MVP, un premio que ha ganado en dos ocasiones (2015 y 2016).

Curry, sin embargo, sigue lejos del principal favorito al galardón, el pívot serbio Nikola Jokic, que promedia 26,4 puntos, 11,1 rebotes y 8,8 asistencias y tiene a sus Denver Nuggets en el cuarto lugar del Oeste.

Jokic, que está en el mejor momento de su carrera a los 26 años, se convirtió en el gran favorito al MVP tras las lesiones sufridas por LeBron James (Lakers) y Joel Embiid (Sixers).

 

– Cruzada personal por playoffs –

 

Muy alejados del “superequipo” que dominó la NBA durante un lustro, los Warriors son hoy un grupo nuevo de jugadores sin grandes aspiraciones que sobrevive por el singular talento y orgullo de Curry.

Desde su inesperada derrota en las Finales de 2019 ante los Toronto Raptors, la franquicia de San Francisco se quedó sin Kevin Durant, emigrado a Brooklyn Nets, y Klay Thompson, que lleva dos años en blanco por lesiones.

El joven pívot James Wiseman, a quien Golden State eligió con el número dos del pasado Draft, es la gran esperanza del futuro pero la semana pasada tuvo que ser operado del menisco y estará meses de baja.

La temporada tuvo momentos tan frustrantes para Golden State que el siempre alegre Curry fue visto arengando efusivamente a sus compañeros en el banquillo durante varias dolorosas palizas.

“Solo intento aportar al equipo alegría y fuego competitivo”, dijo Curry la semana pasada. “Tenemos mucho camino que recorrer”.

Considerado uno de los mejores tiradores de la historia, si no el mejor, este base de 1,91m de altura es la combinación más completa de espectáculo y efectividad que ha dado la NBA en los últimos años, llegando a cotas nunca vistas desde la línea de tres.

Ganador en febrero de su segundo concurso de triples del Juego de las Estrellas, Curry registra seis juegos con al menos 10 triples en esta temporada, cuatro de ellos en los últimos cinco partidos.

En comparación, ningún otro jugador en la liga acumula más de cinco partidos con al menos 10 triples en toda su carrera.

“Hay algo hermoso en ello. Realmente es un arte”, describió Steve Kerr, técnico de los Warriors, a su pupilo. “Lo que está haciendo es increíble de ver. Nadie en la historia de este juego ha hecho lo que él está haciendo ahora”.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*