Rays esperan tomar desquite de los Astros en campeonato de la Liga Americana

(AFP) Los Rays de Tampa Bay esperan tomar desquite este domingo de los Astros de Houston cuando abran la serie por el campeonato de la Liga Americana luego de haber eliminado dramáticamente a los poderosos Yankees de Nueva York.

La novena tampeña eliminó la víspera a los Yankees (3-2) con un triunfo de 2×1 por un jonrón en el octavo inning de Mike Brosseau frente al cubano Aroldis Chapman y avanzaron a una instancia que no llegaban hacía 12 años.

Los Astros habían despachado a los Rays en la postemporada del año pasado en cinco juegos en la Serie Divisional.

Pese a que en la temporada regular tuvieron marca negativa de 29-31, los Astros barrieron después en los playoffs a los Mellizos de Minnesota en la Serie del Comodines del ‘Joven Circuito’ este año y luego apartaron del camino a los Atléticos de Oakland en cuatro juegos en la Serie Divisional en el Dodger Stadium.

Los Rays dependeran de su estelar zurdo Blake Snell para este partido contra los siempre peligrosos Astros con bastante descanso.

Snell no se enfrentó a los Astros esta temporada, pero permitió una carrera en tres entradas y un tercio en el Juego 2 de la Serie Divisional el año pasado.

Debido a que no hay días de viaje en esta postemporada, los Rays y los Astros están programados para jugar hasta siete juegos en siete días.

Eso solo magnifica la capacidad de un abridor capaz de proporcionar longitud de calidad, pero también de mantenerse lo suficientemente fresco como para lanzar un Juego 5 con un breve descanso. Los Rays esperan que Snell marque la pauta.

Al igual que los Astros, los Rays sufrieron bajas sensibles en el bullpen este año, pero Tampa Bay aprovechó su profundidad para consumir entradas.

Los Rays cuentan con estelares abridores como Tyler Glasnow, Ryan Yarbrough, Snell y Charlie Morton, este último fue uno de los héroes del título de Houston en el 2017 sobre los Dodgers de Los Angeles.

Por su parte, los Astros, sin su estelar Zack Greinke para este primer encuentro, probablemente utilizarán alguna combinación del dominicano Framber Valdez y Lance McCullers Jr. en los Juegos 1 y 2. El mexicano José Urquidy podría abrir el Juego 3 si Greinke necesita un día más de descanso.

– ¿Hora de los Dodgers? –
El lunes rompen las hostilidades en la Liga Nacional con la serie -al mejor de siete encuentros- entre los poderosos Dodgers y los Bravos de Atlanta, cada uno tratando de poner fin a una sequía de títulos de Serie Mundial.

Los Dodgers y los Bravos, ambos invictos en la postemporada de este año, abren su serie de campeonato de la Liga Nacional en Arlington, Texas.

El ganador avanzaría a la 116ª Serie Mundial para enfrentar al ganador de la serie de campeonato de la Liga Americana.

Los Dodgers estarán intentando su tercera aparición en la Serie Mundial en cuatro años, pero no han capturado la corona desde 1988, ya que cayeron ante los Astros en 2017 y Medias Rojas de Boston en 2018.

Atlanta ganó la corona por última vez en 1995 y hasta este año, los Bravos no habían ganado una serie de playoffs desde 2001.

Los Dodgers están en una racha de nueve juegos ganados e invictos en los playoffs entrando en el partido inaugural del ‘Viejo Circuito’.

Los Dodgers lideraron la MLB con 118 jonrones esta temporada -recortada a 60 juegos por el coronavirus- y, a pesar de jugar en un estadio que rinde menos jonrones que la mayoría, fabricaron carreras con bases por bolas, hits oportunos, sacrificios y juego agresivo.

“Ese es el nombre del juego en este momento, presionar a la gente”, dijo el campocorto de los Dodgers, Corey Seager.

“Muy talentoso”, dijo el mánager de los Dodgers, Dave Roberts, cuando se le preguntó sobre Atlanta. “Ofensivamente, son muy buenos. Podría decirse que el mejor jugador de la Liga Nacional este año es su primera base Freddie Freeman. “Ellos juegan el juego de la manera correcta”.

Atlanta ocupó el segundo lugar en carreras anotadas (384), una detrás de los Dodgers.

El promedio de bateo de Freeman fue de .341 con 13 jonrones y 53 carreras impulsadas, datos que podrían convertirlo en el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Otro que puede discutirle ese título es su compañero dominicano Marcell Ozuna, que fue líder jonronero de la Liga Nacional con 18, carreras impulsadas (56) e imparables (77).

Por primera vez en esta temporada, también habrá un número limitado de fanáticos autorizados a asistir a la serie. Se debe llenar uno de cada cuatro asientos, un total de 11.500 espectadores por juego.

js-meh/cl

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*