fbpx

Celtics dan paliza a los Sixers 121-87 y emparejan serie semifinal del Este 1-1

Con un Jaylen Brown desbordado, los Boston Celtics dieron este miércoles una paliza a los Philadelphia 76ers con marcador de 121-87 para emparejar la serie semifinal de la Conferencia Este de la NBA con balance de 1-1.

Brown contabilizó 25 puntos y fue escoltado en el ataque por el base Malcolm Brogdon, quien ayudó con 23 tantos saliendo de la banca. Los suplentes de Boston superaron a la segunda unidad de Philadelphia 54-26.

Recuperarse de una derrota en el Juego 1 no era muy fácil, más bien desafiante, pero los Boston Celtics ante el MVP Joel Embiid (Sixers) se crecieron para concretar la paliza y emparejar el tope.

Embiid, quien estuvo inactivo en la victoria por 119-115 en el primer partido de la serie por una lesión en la rodilla izquierda, participó en el encuentro y tuvo una participación discreta con 15 puntos.

Por su parte, el astro James Harden, quien había anotado por Philadelphia 45 puntos en el primer desafío, el máximo del juego, estuvo muy controlado en esta ocasión con apenas 12 cartones y 10 rebotes.

Los 45 puntos de Harden igualaron el récord de su carrera en un partido de playoffs. También anotó 45 puntos cuando jugaba para los Houston Rockets en una victoria sobre Golden State en las finales de la Conferencia Oeste de 2015.

El próximo partido de esta serie al mejor de siete encuentros será el viernes en Filadelfia.

Los Celtics produjeron una exhibición de tiros de tres puntos para derrotar a los Sixers.

Embiid hizo sentir algo su presencia con 15 puntos y cinco bloqueos, pero claramente no estaba en plena forma. Fue sentado en el tercer cuarto cuando Boston tomó una ventaja dominante.

Mientras tanto, Boston se vio impulsado por una exhibición que mezcló la robustez defensiva con la ofensiva de anotación libre.

“Simplemente establecimos el tono en defensa, tratando de ser agresivos en ambos lados de la cancha, poniendo en marcha a nuestros compañeros de equipo. Pero en realidad solo marcamos el tono en defensa”, dijo el alero de los Celtics, Brown, después del triunfo.

Ocho jugadores de los Celtics contribuyeron a la cuenta de Boston de 20 triples en 51 intentos.

 

– Los Sixers no se vieron en la cancha –

 

Philadelphia, por el contrario, hizo solo seis de 30 disparos de tres puntos desde más allá del arco con un Harden controlado desde el rango de tres puntos.

Harden no acertó seis intentos de triples y terminó con solo 12 unidades. Filadelfia lideró brevemente por dos puntos al comienzo del primer cuarto, pero los Celtics anotaron de manera constante a partir de entonces para ampliar la ventaja.

“Ofensivamente estuvimos bastante mal, pero dales crédito: la presión de ellos (Celtics) nos devoró toda la noche”, dijo Rivers. “Pensé que nos presionaron, nos negaron, jugaron en nuestro espacio aéreo todo el juego. Hablamos de eso antes del juego”.

Después de tomar una ventaja de 57-49 en el medio tiempo, los Celtics dejaron caer el martillo en el tercer cuarto, aplastando a los Sixers 35-16, con 21 tantos provenientes de la distancia de tres puntos, para sellar la victoria.

Eso dejó a Boston arriba por 27 puntos de cara al último cuarto y no había vuelta atrás para un equipo de los Sixers conmocionado.

Los Celtics continuaron anotando libremente en el último cuarto, extendiendo su ventaja a 34 tantos cuando los Sixers tiraron la toalla.

meh/cl

© Agence France-Presse

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *