fbpx

Manchester City golea 3-0 al Bayern Múnich y se acerca a semifinales de Champions

El Manchester City dejó casi sentenciada su eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Bayern Múnich tras golear 3-0 al equipo germano, este martes en el partido de ida disputado en Inglaterra.

El centrocampista español Rodri adelantó a los locales con un zurdazo desde fuera del área en la primera parte (27) y el portugués Bernardo Silva (70) y el noruego Erling Haaland (77) completaron una goleada que pudo haber sido incluso mayor, con un City que se mostró muy superior a un Bayern que tendrá la difícl misión de remontar el miércoles de la próxima semana en Múnich.

El partido en el Etihad Stadium se presentaba como un duelo entre dos de los mejores y más exitosos entrenadores de la última década, Pep Guardiola y Thomas Tuchel, y los estrategas no decepcionaron.

El español planteó una línea defensiva de tres hombres (Akanji, Ruben Dias y Aké) que cuando el City no tenía la pelota era de cuatro con Stones incrustado al lado del central portugués, mientras que en ataque el internacional portugués ayudaba en el mediocentro a Rodri para abastecer de balones a Gundogan, De Bruyne, Bernardo Silva y Grealish, con Haaland como hombre más adelantado.

Tuchel, por su parte, intentó contrarrestar el poblado centro del campo inglés metiendo hombres en la medular (Kimmich, Goretza, Coman, Sané y Musiala) y dejando como única punta a otro volante, Serge Gnabry, ya que sus dos delanteros puros, Sané y Müller, comenzaron en el banquillo.

Ambos equipos se pelearon por la posesión de la pelota en los primeros minutos y se mostraron peligrosos al pisar área rival, pero fue el City el que abrió el marcador con un zapatazo desde fuera del área de Rodri que se coló por la escuadra del arco defendido por Yann Sommer (28).

El gol no hizo cambiar de planteamiento a ninguno de los dos equipos, pero si de algo puede presumir el City esta temporada es de arsenal ofensivo y un centro de De Bruyne acabó con un remate de Gündogan que Sommer, desde el suelo y exhibiendo sus reflejos, envió a córner con el pie (34).

 

– Zapatazo de Rodri –

 

El Bayern se adueño de la pelota en el tramo final del primer tiempo, pero Akanji y Aké no dejaban avanzar por las bandas a Coman y Sané, por lo que éste lo probó desde lejos, en una posición similar a la de Rodri en el gol, pero el zurdazo se marchó rozando el palo en la ocasión que podría haber significado el empate al descanso (45+2).

Sané lo volvió a probar nada más regresar de los vestuarios con tres disparos en los primeros ocho minutos que hicieron entrar en acción a Ederson, inédito en la primera parte.

El portero brasileño volvió a evitar el empate en un cabezazo de De Ligt (55) en un tramo en el que el Bayern parecía cerca del gol, pero los locales también creaban peligro con sendos remates de Aké (57) y Ruben Dias (58) que se encontraron con un inspirado Sommer.

En poco más de diez minutos hubo más disparos a puerta que en toda la primera parte y al equipo de Guardiola no le interesaba que el partido se convirtiera en un duelo del pistoleros del lejano Oeste, por lo que los ingleses juntaron líneas y Julián Álvarez entró por un cansado De Bruyne para recuperar el nivel de presión.

Y fue precisamente la presión de Grealish sobre Upamecano lo que provocó el error del defensa francés en la salida de balón y Haaland puso un centro medido al segundo palo que Bernardo Silva cabeceó a la red  (70).

El City era consciente que podía dejar sentenciada la eliminatoria y Julián Álvarez lo tuvo cerca, pero Sommer sacó una mano prodigiosa para desviar el disparo colocado del argentino (75).

Sin embargo, el internacional suizo ya no pudo hacer nada dos minutos después, cuando Stones bajó con la cabeza un centro al área y Haaland cazó la bola en posición acrobática para fusilar a Sommer.

Es el undécimo gol del noruego en siete partidos de Champions esta temporada y lidera la tabla de máximos goleadores.

El castigo pudo ser peor para el Bayern, ya que el City tuvo ocasiones para hacer el cuarto, como un disparo de Julián Álvarez que no fue a palos por poco (83) o un cabezazo de Rodri que sacó Sommer con la punta de los dedos (87).

mcd/dr

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*