fbpx

Argentina se cita con Australia en octavos pese a penal errado por Messi

Argentina confirmó su recuperación y derrotó este miércoles 2-0 a Polonia, logrando el billete a los octavos de final del Mundial de Catar y además como líder del grupo C, en un partido en el que Lionel Messi había fallado un penal.

Conseguir el liderato de la llave tiene además un premio añadido para Argentina, que se enfrentará a Australia el sábado en octavos. En caso de haber sido segundo hubiera tenido que enfrentarse en esa ronda a Francia, su verdugo del anterior Mundial y que será rival de Polonia, que a pesar de la derrota también se clasificó.

Después de que Messi errara un penal al borde del descanso con empate a cero provisional, Alexis Mac Allister abrió el camino de la victoria en el minuto 46 y Julián Álvarez en el 67 sentenciaron.

Después del batacazo del debut ante Arabia Saudita (derrota 2-1), la Scaloneta pudo volver al buen camino con victorias 2-0 ante México y Polonia, para terminar ganando su grupo con 6 puntos.

El otro clasificado a octavos es Polonia (4 puntos), que jugará el domingo contra Francia, mientras que México (también 4 puntos pero peor diferencia de goles) fue tercero tras ganar 2-1 a Arabia Saudita (4ª, 3 puntos) en un duelo tras el cual ambos quedan eliminados.

Messi había marcado en las dos primeras jornadas, pero esta vez no pudo sumar, en la noche en la que se convirtió en el argentino que más partidos ha disputado en un Mundial, con 22, dejando atrás la igualdad a 21 que compartía con Maradona y a la que había llegado el pasado sábado.

En cualquier caso, el astro del París Saint-Germain pudo respirar aliviado y festejar que Argentina evitó el desastre de una eliminación en la fase de grupos, algo que solo le ocurrió en su historia en tres ocasiones, en Suecia-1958, Chile-1962 y en la más reciente con un equipo entonces dirigido por Marcelo Bielsa, en Corea del Sur/Japón-2002.

Polonia pudo consolarse con su primera clasificación a octavos del Mundial en 36 años, desde la anterior en México-1986, a pesar de que su estrella Robert Lewandowski pasó desapercibido este miércoles en el estadio 974 de Doha.

 

– Szczesny no basta –

 

No tardó Argentina en ver que le iba a costar encontrar espacios en la primera media hora, aunque a partir de ahí incrementó la presión.

En el 28, un tiro peligroso en el área de la ‘Araña’ Álvarez fue despejado y en el 33, Ángel Di María estuvo a punto de anotar un gol olímpico, directamente sacando de esquina, cuando su balón colgado desde el córner se fue envenenando y Szczesny despejó justo a tiempo.

El arquero de la Juventus salvó a los suyos repeliendo el balón en un cara a cara con Álvarez (37) y, sobre todo, cuando detuvo en el 39 un penal a Messi, que él mismo había cometido sobre el astro del París Saint-Germain y que fue pitado tras una revisión en el VAR.

En el 43, un tiro peligroso desde la frontal Álvarez fue repelido por un omnipresente Szczesny, que paró también el intento de Rodrigo De Paul en el rechace.

En la segunda mitad, Argentina no tardó en asestar el primer zarpazo, adelantándose en el marcador con un centro de Nahuel Molina que Mac Allister (47) cruzó en el área, ajustado al palo y lejos del alcance de Szczesny.

La Albiceleste, que jugó con la equipación violeta, se liberó de la presión y sentenció poco después.

Mac Allister estuvo cerca del segundo en el 61 pero la tranquilidad llegó en el 67, cuando Enzo Fernández asistió a Julián Álvarez, que en las cercanías del punto de penal envió un tiro para el alivio del 2-0.

Messi, en el 71, estrelló un nuevo disparo en las manos de Szczesny. Lautaro Martínez, que comenzó como suplente, cruzó demasiado en el 86.

Polonia sabía que México ganaba 2-0 en su partido (al final fue 2-1) y que la derrota 2-0 ante Argentina todavía le clasificaba. Se atrincheró, resistió sin que la desventaja fuera más amplia y Lewandowski acompañará a los argentinos hasta la siguiente ronda.

dr/psr

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*