fbpx

El presidente del fútbol español rechaza dimitir tras el caso del beso forzado

El presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, acosado por las críticas por su beso forzado a la jugadora Jennifer Hermoso en la final del Mundial, rechazó este viernes dimitir en una asamblea extraordinaria del ente federativo.

“No voy a dimitir, no voy a dimitir”, repitió Rubiales en la Asamblea, desafiando las múltiples peticiones de los últimos días.

El presidente de la RFEF pidió “perdón sin paliativos” por su comportamiento en el palco de autoridades en la final del Mundial que ganó España, y admitió haberse “equivocado” en su posterior beso a Hermoso, pero lo calificó de “espontáneo, mutuo, eufórico y consentido”.

El mandatario federativo sorprendió el domingo en la entrega de medallas del Mundial al sujetar la cabeza de la jugadora y darle un beso en la boca tras ganar España la final ante Inglaterra 1-0.

Las imágenes dieron la vuelta al mundo junto a las de sus gestos en el palco agarrándose los genitales, a pocos metros de la reina Letizia.

Poco después de la difusión de ese beso, a su regreso a vestuarios, Jennifer Hermoso afirmó, refiriéndose a lo sucedido, a través de un directo de Instagram: “¡No me ha gustado, eh!”.

 

– Un polémico ‘pico’ –

 

“¿Un pico consentido es para sacarme de aquí?”, se preguntó Rubiales este viernes.

Presidente de la RFEF desde 2018, arremetió contra “el falso feminismo que no busca la verdad” y apuntó a tres ministras del gobierno español, entre ellas la número tres del ejecutivo, Yolanda Díaz, que había sido una de las primeras en exigir su dimisión.

“Estas personas que están tratando de asesinarme públicamente, me voy a defender”, aseguró Rubiales, que también arremetió contra Javier Tebas, el presidente de La Liga.

Frente al inmovilismo de Rubiales, el presidente de la Federación Navarra de Fútbol, Rafael del Amo, presentó su dimisión como presidente del Comité Nacional de Fútbol Femenino de la RFEF.

Como él, distintos presidentes de federaciones territoriales han dimitido de sus cargos en la RFEF.

Rubiales, de 46 años, sorprendió con su decisión de resistir cuando se daba por hecha su salida tras las críticas que habían ido acumulándose a lo largo de la semana desde todos los ámbitos sociales.

Entrenadores, equipos o jugadores criticaron lo ocurrido en Sídney e incluso la FIFA abrió un procedimiento disciplinario a Rubiales, mientras la UEFA, de la que es uno de sus vicepresidentes, guarda silencio.

“Entiendo el revuelo tan grande que se ha formado, ya he perdido perdón por el gesto (en el palco de autoridades) que me parece muy desafortunado, y el asunto del beso que ya he dicho que es libre, es mutuo, consentido, pero tengo que pedir disculpas por el contexto en que se produjo, no estoy fuera del mundo y sé que me he equivocado”, insistió Rubiales este viernes.

 

– Denuncia al TAD –

 

Ante su reacción, el secretario de Estado para el Deporte, Víctor Francos, anunció este viernes que “elevaremos una denuncia fundamentada ante el TAD (Tribunal Administrativo del Deporte) para que pueda valorar” si “lo que se ha cometido es una falta muy grave”.

La propia Hermoso hizo saber el miércoles a través de su sindicato, Futpro, su deseo de que se tomaran “medidas ejemplares” contra Rubiales.

“El TAD debe decidir si incoa el expediente y si lo incoa yo como presidente (del CSD) puedo convocar a la comisión directiva del consejo para empezar la suspensión en sus funciones” de Rubiales, añadió Francos.

En la vía penal, la fiscalía de Madrid ha remitido una denuncia por “un supuesto delito de agresión sexual” a la Audiencia Nacional, principal instancia penal, que deberá estudiar si la admite a trámite.

“Vergüenza ajena”, escribió en sus redes sociales el exportero de la selección española, Iker Casillas, que se retiró de la carrera en las últimas elecciones federativas ganadas por Rubiales en 2020.

“Esto es inaceptable. Se acabó. Contigo compañera Jenni Hermoso”, reaccionó la dos veces Balón de Oro, Alexia Putellas, en las redes sociales, al igual que sus compañeras Cata Coll, Aitana Bonmatí y varias más.

La agencia de representación de Hermoso aseguró: “En TMJ alzamos la voz. Por Jenni Hermoso, nuestras jugadoras y el resto de las atletas. Es momento de detener los abusos. ¡Estamos contigo Jenni! Esto se acabó” repitiendo la frase “se acabó”, que se repite incesantemente en las redes sociales.

Por su parte, el delantero del Betis Borja Iglesias decidió “no volver a la Selección hasta que las cosas cambien y este tipo de actos no queden impunes”.

La aerolínea Iberia, patrocinadora de la RFEF, también pidió “medidas para preservar la dignidad” de las futbolistas.

 

bur-gr/du/pm

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*