fbpx

Guerrilla ELN libera a padre del futbolista Luis Díaz en Colombia

La guerrilla del ELN, en negociaciones de paz con el gobierno de Colombia, liberó este jueves al padre del futbolista del Liverpool, Luis Díaz, secuestrado desde el 28 de octubre en una zona fronteriza con Venezuela.

Acompañado por una misión humanitaria, Luis Manuel Díaz aterrizó en un helicóptero en el aeropuerto de Valledupar (norte), cercano a la Serranía del Perijá, donde fue entregado por los rebeldes.

“Viva la Libertad y la Paz”, escribió el presidente Gustavo Petro en la red X, antes Twitter.

Representantes de Naciones Unidas, la Defensoría del Pueblo, la Iglesia católica y policías acompañaban a Manuel Díaz en la pista de aterrizaje mientras él saludaba con la mano en alto y caminaba a paso lento.

La Conferencia Episcopal de Colombia difundió una fotografía en la que se le ve en una zona boscosa mientras una doctora le hace un chequeo médico.

El ELN secuestró a los padres del extremo del Liverpool inglés en Barrancas, el poblado indígena de donde es oriunda la familia en el departamento de La Guajira (norte).

Ese mismo día la madre del futbolista, Cilenis Marulanda, fue liberada.

“Pido al ELN, la pronta liberación de mi papá (…) mi madre, mis hermanos y yo estamos desesperados”, había dicho en redes sociales “Lucho” Díaz el domingo, después de anotar un gol contra el Luton Town.

En un comunicado el Liverpool se dijo “encantado con la noticia”, momentos antes de enfrentar a Toulouse por la Europa League.

El Ejército replegó el lunes sus tropas tras la condición que pusieron los rebeldes para una “liberación rápida y segura” en medio de diálogos de paz. Más de 250 efectivos buscaban por aire y tierra a Díaz.

“No era una operación sencilla (…) Se tenían que reunir una serie de condiciones y por supuesto cada hora que transcurría, esto generaba angustia”, dijo a Caracol Televisión Iván Cepeda, negociador del gobierno con el ELN.

 

– Paz herida –

“Estamos contentos (…) Está, no como quisiéramos, pero está bien, está vivo”, dijo a medios Aracelys Díaz, hermana de Manuel.

El hecho puso en vilo al proceso de paz que sostiene el ELN con el gobierno desde hace casi un año, así como el cese al fuego bilateral de seis meses que está en pie desde el 3 de agosto.

La delegación oficial en la mesa aseguró este jueves que los secuestros ocasionan “un grave daño a la confianza de la sociedad colombiana sobre la posibilidad de alcanzar la paz”.

En la misma línea el comandante del ELN, Antonio García, admitió el sábado que cometieron un “error” con el secuestro.

Lejos de calmar las aguas, el lunes el grupo guevarista ordenó un “paro armado” de 72 horas en el departamento del Chocó (suroeste), que implicó restricciones de movilidad de unas 3.000 personas.

Manuel Díaz, conocido como “Mane”, fue entrenador amateur de la única escuela de fútbol de Barrancas, un municipio de unos 38.000 habitantes.

“Lucho”, de 26 años, brilló en el fútbol local antes de saltar al Porto de Portugal y al Liverpool. El año pasado estuvo entre los 20 finalistas al Balón de Oro y fue goleador de la Copa América de 2021.

 

– Secuestros –

“Mane” fue clave en el meteórico ascenso de su hijo pues, a diferencia de muchos de sus compañeros, apoyó la aspiración del novel jugador, según fuentes consultadas por la AFP.

Es la primera vez que un indígena colombiano llega a la élite del fútbol, en un país donde el 4,4% de la población pertenece a alguna comunidad originaria y sus deportistas más famosos nacen en el Pacífico negro.

El secuestro supuso un nuevo revés para la política de “paz total” de Petro, con la que pretende desarmar todos los grupos ilegales mediante el diálogo.

De manera casi simultánea el Estado Mayor Central, la principal facción de disidentes de las FARC que rechazó el acuerdo de paz de 2016, anunció la suspensión de su participación en la mesa de diálogos con el gobierno instalada en octubre.

Pese al desarme del grueso de las FARC, el conflicto armado en Colombia continúa luego de seis décadas de violencia que dejan 9,5 millones de víctimas.

Durante su prolongada y fallida lucha por el poder, las guerillas recurrieron al secuestro de personas con fines económicos y políticos.

El tribunal de paz surgido del acuerdo investiga este y otros crímenes del conflicto.

Uno de los casos más emblemáticos fue el secuestro de la colombo-francesa Ingrid Betancourt, excandidata presidencial que estuvo seis años en poder de las FARC hasta su rescate por militares en 2008.

Unas 30 personas siguen secuestradas por el ELN, según fuentes oficiales.

stg-vd/lv/dga

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*