fbpx

El Mundial de básquet arranca falto de estrellas, pero no de emoción

Sin muchas de las estrellas de la NBA, el Mundial de básquetbol arranca este viernes en Filipinas, Japón e Indonesia, en el que varias selecciones aspiran a arrebatar a España su corona lograda hace cuatro años en China.

La “Familia” española, vencedora tanto del Eurobasket-2022 como del Mundial-2019 en China, llega a Asia con una plantilla similar a la que se impuso en la pasada cita continental, con Rudy Fernández y Sergio Llul como líderes por veteranía, pero con la baja sensible de Ricky Rubio.

El base de los Cavaliers, mejor jugador en el pasado Mundial, fue inicialmente convocado, pero decidió parar su actividad profesional “para cuidar mi salud mental”.

Así, España defenderá su estatus adquirido en los últimos años contra la superpotencia Estados Unidos, vigente campeón olímpico tras su oro en Tokio-2020 y que vuelve a Asia con deudas pendientes en un torneo que ha ganado cinco veces, pero cuya participación en 2019 fue decepcionante, sin alcanzar siquiera el podio.

Steve Kerr, entrenador de los Golden State Warriors y en el banquillo estadounidense desde diciembre de 2021, ha confeccionado para ello una plantilla llena de jóvenes promesas, como Anthony Edwards, Tyrese Haliburton, Brandon Ingram y Paolo Banchero, este último elegido como “Rookie” del año 2023 en la NBA.

 

– Francia, sin Wembanyama –

 

Ninguno de sus jugadores cuenta con experiencia previa en un Mundial o Juegos Olímpicos, pero Kerr confía en el hambre de jóvenes como Edwards para luchar por el título.

“Si piensan en el equipo estadounidense a través de los años, muchos jugadores jóvenes han dado un salto durante los Mundiales o Juegos Olímpicos y creo que Anthony (Edwards) va a dar ese salto”, valoró Kerr sobre el joven escolta de los Minnesota Timberwolves.

Verdugo de los estadounidenses en 2019 en cuartos de final, Francia llega al Mundial tras dos bronces consecutivos (2014, 2019) y con las ganas de lograr un oro que sirva de recompensa a toda una generación.

“No hemos venido sólo para estar aquí, el objetivo es lograr lo que todavía no hemos conseguido, la medalla de oro”, avisa Rudy Gobert, jugador de los Minnesota Timberwolves.

No podrán contar sin embargo con Victor Wembanyama, el gigante de 19 años que renunció al Mundial como un “sacrificio necesario” en sus propias palabras, antes de disputar su primera temporada de NBA con los San Antonio Spurs.

Tampoco estará Giannis Antetokounmpo con Grecia, tras pasar por el quirófano a principios de julio y no sentirse “listo a jugar al nivel” que requiere el Mundial.

 

– Canadá y Australia como “tapados” –

 

Eslovenia, otro de los aspirantes desde el viejo continente, si podrá contar con Luka Doncic, exjugador del Real Madrid y estrella de los Dallas Maverick, que llega a la cita mundialista convertido en una estrella internacional y dispuesto a guiar a los suyos tras un discreto Eurobasket-2022, en el que su selección cayó eliminada en cuartos contra Polonia (87-90).

Desde el otro lado del Atlántico, Canadá, entrenada por el español Jordi Fernández, es otra de las selecciones que llega como candidata al podio, con casi todo su talento disponible para la cita en Asia. La más modesta República Dominicana también quiere dar de que hablar, confiando en su estrella Karl-Anthony Towns.

También habrá que fijarse en lo que haga Australia, tercera nación en el ranking de la FIBA liderada por Josh Giddey (Oklahoma City Thunder) y que ya avisó a Francia el domingo, durante un partido de preparación, a la que derrotó por 78-74.

La otra gran ausencia del torneo no será de un jugador, sino de un país: Argentina, vigente subcampeona mundial, pero ya sin miembros de la “Generación Dorada”, no solo no se clasificó para el Mundial, sino que tampoco ha conseguido el billete para París-2024.

En total, 32 países de los cinco continentes se enfrentarán entre el 25 de agosto y el 3 de septiembre en dos fases de grupos, con dos clasificados y dos eliminados en cada una de las dos fases. Los ocho equipo restantes, se enfrentarán en play-offs del 5 al 10 de septiembre, fecha en la que el básquet mundial proclamará un nuevo campeón a menos de un año de los Juegos Olímpicos de París-2024.

 

bur-dam/mcd/

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*