fbpx

Djokovic y Medvedev se reencontrarán en la final del US Open; Alcaraz destronado

El serbio Novak Djokovic pugnará por su título 24 de Grand Slam en el Abierto de Estados Unidos frente al ruso Daniil Medvedev, que arruinó la final más esperada al eliminar el viernes al español Carlos Alcaraz, vigente campeón.

Alcaraz, que estaba lanzado hacia su tercer trofeo grande a sus 20 años, derrapó la noche del viernes frente a un inspirado Medvedev, que ya dio una gran sorpresa en la final de 2021 en Nueva York al batir a Djokovic.

Medvedev, que no ha vuelto a repetir aquel éxito en un Grand Slam, dio cuenta de Alcaraz por 7-6 (7/3), 6-1, 3-6 y 6-3 en tres horas y 19 minutos de un partido en el que tuvo mayoritariamente en contra a los 23.000 aficionados de la pista central.

“Daniil es uno de los mejores jugadores del mundo”, subrayó Alcaraz. “Hoy ha incrementado el nivel respecto a lo que me esperaba”.

“Me hubiera encantado jugar una final aquí contra Novak pero Daniil se lo merece más que yo, nada que decir”, reconoció un cabizbajo Alcaraz en la conferencia de prensa.

“Esto es genial, especialmente ganando a alguien como Carlos”, reconoció Medvedev. “Antes del partido dije que tenía que jugar 11 sobre 10 para ganarle y jugué 12 sobre 10”.

Alcaraz entregó los dos primeros sets con una versión inusualmente apagada. Cuando reaccionó haciéndose con el tercer set, ya era muy tarde para frenar a un Medvedev en estado de gracia e implacable al servicio, con un 82% de efectividad en el primer saque.

“Pensé que ahora era mejor jugador para encontrar soluciones cuando el partido no iba por buen camino. Pero ahora voy a cambiar de opinión. No soy lo suficientemente maduro para manejar este tipo de partidos”, afirmó.

El español solo había encajado una derrota en sus 26 partidos de Grand Slam desde que hace un año alzó su primera corona en Nueva York, donde también se aupó como el número uno mundial más joven de la historia.

Desde entonces se perdió por lesión el Abierto de Australia, cayó en semifinales de Roland Garros ante Djokovic y venció al serbio en una memorable final en Wimbledon.

De vuelta a Flushing Meadows, donde se anhelaba una revancha de la final de Wimbledon, Alcaraz aspiraba a ser el primer tenista en revalidar el trofeo desde Roger Federer en 2008.

Pero será Medvedev, otro ex número uno mundial, quien trate de imponerse otra vez en el camino a la gloria de Djokovic, a quien ya dejó en 2021 sin un histórico pleno de triunfos en los cuatro torneos de Grand Slam de ese año.

De imponerse en su décima final del US Open, el serbio alzará su título 24 de Grand Slam, igualando el récord en el tenis que posee Margaret Court, y tomará una ventaja de dos trofeos en la carrera histórica masculina frente al español Rafael Nadal.

“El desafío de la final será jugar contra alguien que ha ganado 23 Grand Slams, y yo solo tengo uno”, recordó Medvedev.

“Novak va a ser su mejor versión el domingo, y yo tengo que ser la mejor versión de mí mismo si quiero intentar ganarle”, expuso después ante la prensa.

 

– Djokovic cuelga la llamada a Shelton –

 

En el turno anterior, Djokovic firmó un claro triunfo por 6-3, 6-2 y 7-6 (7/4) ante la promesa estadounidense Ben Shelton para certificar su presencia en las cuatro finales grandes del año.

Frente al joven de 20 años, Djokovic brindó una clase magistral de tenis en los dos primeros parciales pero se le complicó cerrar el triunfo y en el tercero tuvo que salvar una pelota de set y llegar al ‘tiebreak’.

Caminando a la red tras finiquitar el duelo, Djokovic repitió el gesto que hizo Shelton tras su victoria en cuartos ante Frances Tiafoe, fingiendo responder a un teléfono imaginario con la mano antes de bajarla de golpe como si colgara la llamada.

“Simplemente me gusta la celebración de Ben. Me pareció muy original, y la copié. Le robé su celebración”, dijo Djokovic a la prensa con una sonrisa.

“No lo vi hasta después del partido”, aclaró de su lado Shelton antes de dar su opinión sobre la acción de su rival.

“No me gusta cuando estoy en redes sociales y veo que la gente me dice cómo puedo celebrar o no”, afirmó. “Creo que si ganas el partido, te mereces hacer lo que quieras”.

Campeón en el Abierto de Australia y Roland Garros y finalista en Wimbledon, Djokovic quiere cerrar el año con otro sonado triunfo en Nueva York, donde ha llegado a un récord de 10 finales pero por ahora solo ha elevado tres trofeos (2011, 2015 y 2018).

Además de su ausencia de la pasada edición por no vacunarse contra el coronavirus, Djokovic vivió en los últimos años otros sinsabores en este torneo con lesiones, descalificaciones y la dolorosa de 2021 ante Medvedev.

En la final “espero el partido más duro del torneo para mí, independientemente de quién esté al otro lado de la red”, auguró Djokovic antes de la segunda semifinal.

gbv/atm

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*