fbpx

El keniano Kiptum pulveriza el récord mundial de Kipchoge en el maratón de Chicago

El keniano Kelvin Kiptum le arrebató este domingo el récord mundial de maratón a su compatriota Eliud Kipchoge con un estratosférico tiempo de dos horas y 35 segundos en Chicago, donde la neerlandesa Sifan Hassan logró el título femenino con el segundo mejor tiempo de la historia.

Kiptum, de 23 años, bajó por primera vez de las dos horas y un minuto dejando atrás la antigua mejor marca que había logrado Kipchoge en septiembre de 2022 en Berlín (2:01:09).

Kipchoge, que no compitió este domingo en Chicago (Illinois), y Kiptum nunca se han enfrentado y se anticipa que ambas superestrellas puedan protagonizar un duelo épico en los Juegos Olímpicos de París en 2024, donde Kipchoge aspira a un tercer título consecutivo.

Para Kiptum, Chicago fue apenas su tercera carrera en la distancia de 42,195 kilómetros.

Anteriormente también había logrado victorias el pasado abril en Londres y en diciembre de 2022 en Valencia (España).

En el maratón de la capital británica ya mandó un aviso a Kipchoge al terminar en 2h01.25, el segundo mejor tiempo de la historia.

En Chicago, bajo unas condiciones meteorológicas muy favorables (entre 7 y 10 grados, cielo nublado, viento ligero), Kiptum llegó al ecuador de la carrera con un tiempo de una hora y 48 segundos.

Como suele hacer, el keniano aceleró en la segunda mitad del recorrido para dejar atrás a su compatriota Daniel Mateiko en el kilómetro 33, antes de volar en solitario hacia la meta.

“No estaba preparado para esto, pero un récord del mundo … estoy muy contento”, declaró Kiptum. “Sabía que algún día batiría este récord”.

“Chicago es un recorrido llano. Pensé en venir y probar”, explicó el keniano, que saludó y lanzó besos a los espectadores antes de llegar a la línea de meta y celebrar arrodillado.

El keniano Benson Kipruto, vencedor en Chicago en 2022, fue segundo en 2:04:02 y el belga Bashir Abdi, plusmarquista europeo y tercero en los Juegos Olímpicos de Tokio, completó el podio en 2:04:32.

 

– “Me hablaba siempre del récord” –

 

Kiptum, la nueva estrella del maratón, se entrena cerca de su pueblo natal, Chepkorio (oeste), a unos cuarenta kilómetros de Eldoret, la meca del atletismo keniano, dirigido por el ruandés Gervais Hakizimana.

El ex corredor, residente en Francia, conoció a Kiptum mientras se entrenaba en Kenia, según explicó el sábado a la AFP.

“Hacíamos sesiones de cuesta en el bosque cerca de su casa. Él era pequeño pero nos seguía, descalzo, después de cuidar de las cabras y las ovejas. Eso fue en 2013, en realidad aún no había empezado a correr”, relató Hakizimana.

Kiptum empezó a correr con regularidad en 2016. Tres años después triunfó en dos medias maratones muy rápidas en 15 días (60:48 en Copenhague y luego 59:53 en Belfort, Francia) y Hakizimana se ofreció a entrenarlo para el maratón.

“En 2020 la covid me encerró en Kenia, me quedé allí un año y le entrené en el bosque. Corrí con él y luego empezamos un programa de maratón en 2021”, explicó el preparador en la entrevista telefónica.

Mientras Kipchoge suele correr entre 180 y 220 kilómetros a la semana, Kiptum devora más de 250 km semanales, a veces más de 300, según su entrenador.

“A este ritmo, corre el riesgo de lesionarse y romperse”, reconoce. “Le he sugerido que afloje el ritmo, pero no quiere, me hablaba todo el tiempo del récord del mundo”.

 

– Hassan firma el segundo mejor tiempo –

 

En la mañana del domingo, más de 47.000 corredores tomaron la salida en la edición 45 del maratón de Chicago, una de las seis grandes pruebas del calendario mundial junto a Berlín, Londres, Tokio, Nueva York y Boston.

Tras la histórica victoria de Kiptum, la neerlandesa Sifan Hassan festejó el triunfo con el segundo mejor tiempo de la historia en un maratón femenino, con dos horas, 13 minutos y 44 segundos.

Hassan, de 30 años, firmó la hazaña solo seis semanas después de participar en el Mundial de atletismo de Budapest, donde ganó medallas de plata en 5.000m y bronce en 1.500m.

El tiempo de Hassan en Chicago solo está por detrás del logrado dos semanas atrás por la etíope Tigst Assefa en Berlín (2:11:53).

“Estoy muy contenta. Los últimos cinco kilómetros fueron terriblemente dolorosos pero me encantan los maratones”, dijo una entusiasmada Hassan.

“Es sólo mi segundo maratón, lo cual es increíble”, recordó la neerlandesa, que ya había ganado en su debut en abril en Londres con un tiempo de 2:18:33.

“Tuve problemas al principio, pero acabé alcanzando a (la keniana) Ruth Chepngetich. Quizá empezamos demasiado rápido”, reconoció.

Chepngetich, que perseguía un tercer título femenino consecutivo, terminó segunda en 2:15:37 y la etíope Megertu Alemu fue tercera en 2:17:09.

La infatigable Hassan, nacida en Etiopía, posee un asombroso palmarés en el que brillan tres medallas olímpicas y seis mundiales en pista.

rg-gbv/ol

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*