fbpx

Con nuevo récord y título mundial, Yulimar Rojas agranda su leyenda

La venezolana Yulimar Rojas, reina absoluta del triple salto, agrandó aún más su leyenda al obtener este domingo en Belgrado su tercer título mundial en sala con nuevo récord de la disciplina (15,74).

Con el título casi en el bolsillo al ser la única atleta capaz de superar los 15 metros(en su primer intento, el tercero y el quinto), Rojas logró el récord en el sexto y definitivo salto para apuntarse su tercer mundial indoor, tras los logrados en Portland-2016 y Bimingham-2018 (en 2020 no hubo campeonato por la pandemia).

Con ese salto de 15,74 m en el Stark Arena de la capital serbia, la venezolana mejora en 7 centímetros su anterior récord mundial (15,67), obtenido en los Juegos de Tokio en 2021, donde se llevó la medalla de oro y superó la histórica marca que tenía desde 1995 la ucraniana Inessa Kravets (15,50 m).

Rojas (que no pierde en una gran competición internacional desde que la colombiana Caterine Ibargüen le derrotase en los Juegos de Rio-2016) también tenía en su poder la mejor marca histórica en pista cubierta desde que saltó 15,43 m en Madrid en febrero de 2020.

Entrenada por el cubano Iván Pedroso, campeón olímpico del salto de longitud (2000), la venezolana de 26 años y 1,92 m de altura suma con éxito unas cualidades físicas excelentes con una técnica perfecta.

 

– Invicta desde 2016 –
Criada en Altavista, un barrio desfavorecido de Puerto La Cruz, una ciudad costera a 300 km al este de Caracas, la atleta del FC Barcelona fue elegida la mejor del 2020 por la Federación Internacional tras haber batido el récord indoor.

La superioridad absoluta de la venezolana en esta disciplina, de la que también es doble campeona mundial al aire libre (2017 y 2019), quedó de nuevo en evidencia, distanciando en un metro a la medalla de plata, la ucraniana Maryna Bekh-Romanchuk (14,74 m).

Tras el oro en salto de altura de Yaroslava Mahuchikh del sábado, la plata de Bekh-Romanchuk es la segunda medalla para la delegación ucraniana, formada por solo seis atletas en Belgrado debido a la situación de guerra que vive este país tras ser invadido por Rusia.

Completó el podio la jamaicana Kimberly Williams, con un mejor salto de 14,62 m.

La española Ana Peleteiro, tercera en los pasados Juegos de Tokio, logró un mejor salto de 14,30 m, su mejor marca de la temporada, pero insuficiente para pelear por las medallas y muy lejos de los 14,87 m que le dieron el bronce olímpico.

 

– Barega se impone en el 3000 m –
Más cerca lo tuvo la cubana Liadagmis Povea, que acabó en la quinta plaza con un mejor salto de 14,45 m.

La sesión matinal de la última jornada del campeonato tuvo un sabor agridulce para otros dos campeones olímpicos. El italiano Gianmarco Tamberi, que compartió el oro en Tokio en el salto de altura con el catarí Mutaz Barshim, buscaba un segundo título mundial en sala, tras el obtenido en 2016, pero tuvo que conformarse con el bronce (2,31 m), por detrás del suizo Loïc Gasch (2,31) y del nuevo campeón, el surcoreano Woo Sanghyeok (2,34 m).

Mejor le fueron las cosas al etíope Selemon Barega, de 22 años y campeón olímpico de los 10.000 m, que este domingo impresionó en la final de los 3.000 m al imponerse con un crono de 7:41.38, superando en el esprint a su compatriota Lamecha Girma (7:41.63) y al británico Marc Scott (7:42.02).

El campeonato acabará por la tarde con las últimas finales, entre las que destaca la del salto con pértiga, en la que el sueco Armand Duplantis buscará un nuevo récord del mundo después de haber dejado recientemente la marca en 6,19 m.

 

kn/fbx/mcd

 

 

© Agence France-Presse

 

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*