fbpx

El veterano Cavendish gana en la última etapa húngara del Giro de Italia

El ciclista británico Mark Cavendish fue el vencedor al esprint de la tercera etapa del Giro de Italia, este domingo en Balatonfüred, en la última entrega del tríptico húngaro con el que ha comenzado esta edición, antes de que el pelotón se desplace a Sicilia.

Cavendish, que cumplirá 37 años en dos semanas, fue el más rápido del día, por delante del francés Arnaud Démare (2º) y del colombiano Fernando Gaviria (3º), tras 201 km algo monótonos alrededor del lago Balatón.

Es el 16º triunfo de etapa de ‘Cav’ en el Giro, donde el neerlandés Mathieu Van der Poel mantuvo la ‘maglia rosa’ de líder de la general.

«Tuve que lanzar el esprint a 300 metros de la línea. He tenido que seguir luego delante, estoy feliz por haberlo conseguido», explicó Cavendish.

El corredor de la isla de Man insistió en su gratitud hacia sus compañeros de equipo y especialmente hacia ‘Morky’, el apodo del danés Michaël Morkov, que ya fue un gran apoyo en julio del año pasado para permitirle igualar el récord de Eddy Merckx de victorias de etapa en el Tour de Francia (34).

Demare admitía tras la llegada que Cavendish había sido superior al lanzar el ataque «desde lejos, con fuerza y durante mucho tiempo».

«Sinceramente, no se puede hacer mucho», se resignó el francés.

El pelotón del Giro, reducido a 175 corredores, perdió a un nombre destacado con el abandono del esloveno Jan Tratnik, que sufrió una caída el viernes.

 

– Van der Poel, sin problemas –

 

El ritmo de la carrera este domingo fue más lento de lo esperado, con una media de 40,7 km/h, y los corredores llegaron a las orillas del lago Balatón con diez minutos de retraso sobre la estimación de horario más tardía.

Van der Poel, líder desde que ganó la primera etapa, mantuvo sin problemas su ‘maglia rosa’ y la disfrutará el lunes en la jornada de descanso, antes de afrontar la cuarta etapa, ya el martes en suelo italiano.

Los participantes en el Giro abandonan Hungría para viajar a Catania y el martes se espera una atractiva etapa con meta en alto, en el Etna (22,8 km con un desnivel medio del 5,9%).

«Normalmente no será posible conservar la maglia (rosa). Pero ya veremos», señaló Van der Poel sobre sus opciones de seguir de rosa tras la subida del Etna.

Van der Poel tiene en la general 11 segundos de ventaja sobre el segundo, el británico Simon Yates, que el sábado ganó la contrarreloj de la segunda etapa. Tercero, a 16 segundos del primero, es el también holandés Tom Dumoulin.

El teórico favorito al título, el ecuatoriano Richard Carapaz, termina las tres etapas húngaras de inicio de este Giro como decimoquinto en la general, a 35 segundos del líder.

 

clv/dr

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*