fbpx

Eliminación de los 76ers vuelve a generar lluvias de críticas y dudas sobre la franquicia

Tras caer 99-90 este jueves ante el Miami Heat y con ello caer eliminados en las semifinales de conferencia de una manera bastante decepcionante.

Desde el inicio del famoso lema “Trust the process” (Creer en el proceso) implantado en la franquicia se ha dicho en el entorno del club que iban a llegar a ganar un campeonato, o bien, ser de los equipos más dominantes de la liga a partir de la reconstrucción del equipo a través de las temporadas del 2013 hasta el 2017.

La realidad es que ha sido un fracaso total en donde en ninguna temporada han logrado llegar ni a la final de conferencia dejando puerta así a que eliminación tras eliminación el impacto que genera dentro del equipo es muy grande.

El equipo ha visto pasar muchas estrellas como Jimmy Butler o Ben Simmons que se le ha dado puerta de salida y tras la eliminación fueron los primeros en emitir reacciones.

Iniciando por Butler que fue el encargado de eliminarlos siendo la figura de Miami y luego del partido envió un mensaje claro: “¿Tobias Harris sobre mí?”, haciendo alusión a la decisión que tomó en su momento la parte administrativa del equipo donde prefirieron darle un contrato y confianza a Harris y no a él.

Por otro lado, el tema James Harden ha dado aún más cuerda esto porque llegó a cambio de Ben Simmons y se especuló que 100% les iba favorecer por el tipo de juego que podrían implementar junto a Joel Embiid y con ello ser dominantes.

La verdad de las cosas es que en los playoffs no ha dado el mejor de los rendimientos dentro de la duela y justo ayer fue evidente. El base acabó con 11 puntos tomando apenas nueve intentos al aro y solamente dos en la segunda mitad fallando ambos, por lo que es obvio que no está en el mejor de los momentos de su carrera.

Luego de la eliminación Joel Embiid en conferencia de prensa lanzó unas declaraciones sobre James Harden en donde enfatizó que ya no es el mismo jugador y que tanto él como todos en el equipo tuvieron que haber sido más agresivos.

«Todos estaban esperando al James Harden de Houston Rockets, pero ya no es ese jugador. Es un playmaker. Por momentos pudo haber sido más agresivo, sí. Aplica también para cada uno de nosotros», indicó la superestrella de los 76ers.

Ahora bien, el verano parece que puede tener muchas repercusiones en la conformación de la plantilla del equipo en donde incluso el técnico Doc Rivers podría perder su puesto dentro de la franquicia.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*