fbpx

Izagirre ofrece a España el segundo triunfo en este Tour de Francia

El ciclismo español que no había ganado una etapa en el Tour de Francia en las cuatro anteriores ediciones se resarció en apenas tres días. Ion Izagirre (Cofidis) ganó este jueves la duodécima etapa, después de la victoria del martes de Pello Bilbao.

Izagirre, que se impuso en solitario en esta duodécima etapa, entre Roanne y Belleville-en-Beaujolais, de 168,8 km, suma además su segunda victoria en la historia del Tour, tras haber ganado la vigésima etapa de 2016, con final en Morzine.

“Ya dos victorias para ciclistas vascos y esperemos que consigamos alguna más”, dijo Izagirre al final de la etapa.

Curiosamente, los tres últimos ganadores de etapa españoles en el Tour de Francia han sidos vascos, ya el anterior había sido el santurtziarra Omar Fraile en 2018.

El ciclismo español no ganaba dos etapas en un mismo Tour de Francia desde 2015, cuando Joaquim Rodríguez tuvo dos victorias parciales y Rubén Plaza una.

 

– Vingegaard sigue líder –

 

En la clasificación general, el danés Jonas Vingegaard sigue líder con 17 segundos de ventaja sobre el esloveno Tadej Pogacar, quienes entraron a poco más de tres minutos del vencedor de la etapa.

Ambos parecen reservarse para las próximas etapas, empezando por la del viernes, en la que se subirá el Grand Colombier, uno de los puertos más difíciles de Francia (subida de 17,4 km al 7,1% de pendiente media).

“Mañana será un día decisivo”, señaló Vingegaard. “Es una larga y dura subida, todo dependerá de quién se siente bien y quién no”, apuntó.

Pogacar no ocultó su intención de ir en busca de la victoria: “Quiero ganar. Es una buena subida, si tengo las piernas para ello, atacaré”.

Izagirre se escapó de un grupo de cabeza formado por media docena de fugados, en la subida al quinto y último puerto de montaña de la jornada, el Col de la Croix Rosier, de segunda categoría, a 30 km de la meta.

El ciclista guipuzcoano de 34 años llegó a tener ventajas de casi un minuto, sin que el grupo de escapados reaccionara, aunque redujo un poco la desventaja a unos 20 km de meta.

“En la última ascensión me sentía bien, por lo que aceleré y al final pude mantener la ventaja. Me sentía muy fuerte”, explicó el triunfador del día.

El hecho de contar con un compañero del Cofidis en ese pequeño grupo de perseguidores, el francés Guillaume Martin, ayudó a que la escapada de Izagirre continuara al servir de freno a los perseguidores el corredor galo.

El ciclista vasco, tres veces campeón de España de contrarreloj, hizo además valer sus buenas dotes de rodador para mantener la ventaja.

“Intenté muchas veces estar en la buena escapada y hoy se dio. Salió bien ya que Guillaume (Martin, su compañero en Cofidis, NDLR) entró junto a mí en la escapada y me ayudó todo la jornada”, afirmó Izagirre.

– Segunda victoria de Cofidis –

 

Izagirre ha ganado etapas en las tres grandes rondas, ya que además de las dos que suma en el Tour de Francia, se impuso también en la decimosexta del Giro de Italia de 2012, añadiendo dos triunfos parciales en la Vuelta a España, en la primera, una contrarreloj por equipos, en 2019 y en la sexta de 2020.

Es también la segunda victoria en esta Grande Boucle para el equipo Cofidis, después del triunfo del francés Victor Lafay, que había puesto fin a una sequía de quince años para la formación gala, cuando se impuso en la segunda etapa, con final en San Sebastián.

“Victor (Lafay) ganó en Donosti. Este Tour es muy especial para el equipo Cofidis”, dijo el ciclista vasco.

Izagirre, con lágrimas en los ojos, dedicó la victoria a su hija, Iraia, que cumplía años este jueves.

“Pues sí, son muchos días fuera de casa y nos perdemos días bonitos. He hablado esta mañana con ella y la he felicitado”, dijo Izagirre, con lágrimas en los ojos, en la meta a la cadena SER.

 

psr/dr

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*