fbpx

Messi avanza a su segunda final con Inter Miami con otra milagrosa remontada

Sobreviviendo a otra situación límite, el Inter Miami de Lionel Messi venció este miércoles por 5-4 en la tanda de penales (3-3 en 120 minutos) al FC Cincinnati y clasificó a la final de la US Open Cup, torneo menor del calendario estadounidense.

Dos goles del ecuatoriano Leonardo Campana a pases de Messi en los minutos 68 y 90+7 colocaron el empate 2-2 y forzaron la prórroga. El Inter se avanzó por mediación del venezolano Josef Martínez (93) pero el japonés Yuya Kubo (114) envió el juego a los penales, en los que el defensa estadounidennse Nick Hagglund cometió el error decisivo del FC Cincinnati.

A un mes de su debut en Miami, Messi sigue invicto en ocho partidos con el Inter y peleará por un segundo título después del logrado el sábado en la final de la Leagues Cup, que también ganó por la vía de los penales.

El Inter enfrentará en la final del 27 de septiembre al Houston Dynamo o el Real Salt Lake por su primer trofeo de la US Open Cup, el torneo más antiguo de Estados Unidos y equivalente a la Copa del Rey española o la FA Cup inglesa.

Messi ya había liderado otras remontadas en la Leagues Cup, el torneo conjunto con la liga mexicana, como la de octavos de final ante el FC Dallas, cuando anotó uno de los dos goles del Inter en los últimos minutos para empatar 4-4 y avanzar en la tanda de penales.

En el TQL Stadium de Cincinnati (Ohio), el nuevo Inter de Messi y sus ex socios del FC Barcelona Sergio Busquets y Jordi Alba fue capaz de sobreponerse a los dos goles en contra a pesar de competir con un mayor desgaste físico, después de que disputaran siete partidos en solo 29 días hasta conquistar la Leagues Cup.

El FC Cincinnati, en cambio, disfrutó de 15 días más de descanso que su rival ya que cayó eliminado en el arranque de las eliminatorias de Leagues Cup ante el después finalista Nashville SC.

En la actual temporada de la MLS, el FC Cincinnati ocupa la primera posición general con 51 puntos en 24 partidos, mientras que el Inter es último con 18 en 22.

La franquicia copropiedad de David Beckham, sin embargo, ha resurgido a lo grande desde el aterrizaje de Messi, quien hasta este miércoles había anotado en cada partido con el uniforme rosa, siendo el máximo artillero de la Leagues Cup con 10 goles en siete encuentros.

 

– Asistencias de Messi –

 

Este miércoles, el capitán argentino no se sintió tan cómodo con el cambio de esquema planteado por el técnico Gerardo Martino, que trató de resguardar a su equipo cambiando su habitual 4-3-3 a un 5-3-2.

Sin la presencia de su nuevo gran socio, el extremo finlandés Robert Taylor, a Messi le costó generar acciones ofensivas y los locales lo aprovecharon para avanzarse en el marcador en el minuto 18.

En una afortunada jugada, el argentino Luciano Acosta se llevó la pelota tras varios rebotes y lanzó un disparo que tocó al poste y sorprendió al arquero Drake Callender.

Sin ideas ni frescura, el Inter se fue al descanso con solo dos llegadas de peligro, la primera tras una asistencia de Messi a Campana, que disparó muy centrado, y después con un trallazo de Jean Mota muy desviado.

En la segunda mitad, el Inter avanzó posiciones y trató de cargar el juego por la banda izquierda para las irrupciones del español Jordi Alba pero el FC Cincinnati explotó los espacios para colocar el 2-0 con un espectacular disparo cruzado desde fuera del área del mexicano-estadounidense Brandon Vázquez en el 53.

Martino reaccionó con un triple cambio en el que introdujo a Taylor y volvió al esquema con tres extremos. El descuento llegó a pelota parada con un servicio de falta de Messi que Campana cabeceó a la red.

Y, aunque los locales tuvieron opciones para sentenciar, Messi y Campana volvieron a asociarse para firmar un dramático empate cuando el Inter ya estaba prácticamente en la lona.

El reloj marcaba el minuto 90+7 cuando el argentino envió un potente y preciso centro desde la izquierda que superó por arriba a la defensa local y Campana remachó con un gran cabezazo cruzado.

El venezolano Josef Martínez, que había entrado de relevo, puso por delante al Inter en el arranque de la prórroga al culminar una gran asistencia del joven argentino Benjamin Cremaschi.

El gol silenció a los 26.000 espectadores en Cincinnati que resurgieron cuando el japonés Yuya Kubo se hizo con una pelota suelta en el área y empató el choque con un trallazo que Callender apenas puso rozar.

En la tanda de penales, Callender volvió a vestirse de héroe para detener el cuarto lanzamiento de los locales, a cargo del estadounidense Nick Hagglund, y el joven Cremaschi, a sus 18 años, fue otra vez el encargado de lanzar el quinto penal que selló el pase del Inter.

gbv/cl

© Agence France-Presse

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*